Saltar al contenido

Cada vez más delitos contra la prensa en Alemania

Por Yetlaneci Alcaraz

Foto: ECPMF

BERLÍN, Alemania (27 de marzo de 2023).- El periodismo es una de las profesiones más peligrosas no sólo en países como México. Guardando las proporciones respecto al nivel de violencia contra comunicadores que se registra en el que es considerado el país más peligroso para ejercer el oficio, resulta que en Alemania cada vez se incrementan más los ataques a la prensa de este país.

Durante el 2022, la mayor economía de Europa registró 320 delitos en contra de medios de comunicación, cuyo origen -calificó la policía- fue una motivación política. Así lo reveló hace unos días la Asociación Alemana de Periodistas (DJV, por sus siglas en alemán) que citó como fuente la respuesta que el gobierno federal alemán dio a una solicitud de información presentada por el partido político la Izquierda.

Ya en 2022, la oficina de Reporteros Sin Fronteras en Alemania denunció que el país europeo retrocede año con año en términos de libertad de prensa, debido a los ataques cada vez más frecuentes contra periodistas.

Un estudio realizado por el Centro Europeo para la Libertad de Prensa y Medios (ECPMF), con sede en la ciudad de Leipzig, encontró que en 2021 hubo 83 ataques físicos -14 más de los registrado el año anterior- en Alemania en los que fueron agredidos 124 trabajadores de medios de comunicación.

La investigación reveló que alrededor del 75 por ciento de los ataques ocurrieron durante las manifestaciones que se realizaron ese año en contra de las medidas del gobierno para controlar la pandemia por Coronavirus.

Resulta así que el lugar de trabajo más peligroso para los periodistas alemanes son justamente las manifestaciones, en donde cada vez es más común que reciban amenazas y agresiones físicas.

Por ello, y a partir de la nueva cifra de 320 delitos cometidos contra medios durante el 2022, el DJV exige a la autoridad policial que se persigan sistemáticamente estos actos de violencia contra periodistas.

«Nuestros colegas sufren insultos, amenazas y ataques con una frecuencia aterradora, tanto en Internet como en la calle», explica el presidente nacional de la DJV, Frank Überall. «Los actos de violencia contra los trabajadores de los medios de comunicación no son un delito trivial. Las autoridades deben actuar con decisión y proteger a los periodistas”, asegura en una nota de prensa.

Configurar